Content

Nuevas canciones






Nueva canción: You´ll never walk alone

El comienzo de 2016 me encuentra rodeado de música. Quise entrar temprano al estudio a grabar algunas canciones que hacía tiempo tenía en mente.
Particularmente esperé muchos años para poder cantar este especie himno, ya que recién ahora me siento con la madurez vocal y técnica como para poder afrontarlo. Siento que tiene belleza, espíritu y que es de esas canciones que identifican a todo el mundo por el tema que toca y la forma en que lo hace. Comparto con ustedes mi versión de:
YOU´LL NEVER WALK ALONE Traducido al español como "Nunca caminarás solo" es una canción grabada originalmente para el musical Carousel de 1945 y fue compuesta para el musical por Richard Rodgers y Oscar Hammerstein.

Cuando camines a través de una tormenta,
Mantén la cabeza alta,
Y no temas por la oscuridad;
Al final de la tormenta encontrarás la luz del sol
Y la dulce y plateada canción de la alondra.
Sigue a través del viento,
Sigue a través de la lluvia,
Aunque tus sueños se rompan en pedazos.
Camina, camina, con esperanza en tu corazón,
Y nunca caminarás solo,
Nunca caminarás solo.
Camina, camina, con esperanza en tu corazón,
Y nunca caminarás solo,
Nunca caminarás solo.



¡Entramos al estudio!


¡Buenas!
Les quiero contar que hace unos días estuve en los estudios de Casa Frida junto a Gabriel Motta, Alejandro Cattaneo y Diego Cáceres grabando nuevas canciones y algunos videos que muy pronto compartiré con ustedes.
Estoy muy feliz del trabajo que logramos después de amansar las canciones junto al piano. 
A estar atentos, que en unos días, subiremos nueva música, que espero, puedan difundir entre sus amigos.
Abrazo grande.

Teatro: Beatrix Cenci (2016)


BEATRIX CENCI
Dirección: Alejandro Tantanian

A la muerte de su padre, Francesco heredó una gran fortuna y se unió en matrimonio con Ersilia de  Santacroce. Tuvieron 12 hijos: Cristoforo (1567-1571), Giacomo (1568-1599), Rocco (1569-1572), Cristoforo II (1572-1598), Antonina (1573-1595), Valerio (1574-1576), Rocco II (1576-1595), Beatrice (1577-1599), Giordano (1580-1581), Bernardo (1581-¿?), Paolo (1583-1599) y Francesca (1584-1584), en cuyo parto murió Ersilia.  Entonces, las dos únicas hijas mujeres sobrevivientes, Antonina y Beatrice, fueron internadas por su padre en un monasterio de monjas franciscanas. Ocho años después, las hermanas se reintegraron al hogar y al año siguiente Francesco contrajo segundo matrimonio con Lucrezia Petroni.
Según testimonios de la época, Francesco fue un hombre turbio y violento, avaro, sádico, corrupto y 
vicioso. Fue procesado y condenado por diversas causas, pero sus vínculos sociales y el pago de grandes 
sumas de dinero le sirvieron para evadir las condenas correspondientes a sus delitos, incluida la pena de 
muerte con la que en aquella época se castigaba la sodomía. En la intimidad Francesco ejercía una tremenda violencia sobre su entorno familiar, al punto que Antonina, la hija mayor, efectuó una rogativa al Papa Clemente VIII para que le permitiera ingresar a un convento, o ser unida en matrimonio con quien 
fuese, para huir de su padre. El Papa optó por el matrimonio y dispuso su casamiento con un noble de Gubbio, Carlo Gabrielli, obligando a Francesco a pagar una jugosa dote. Francesco sentía por su hija menor, Beatrice, una pasión incestuosa. Por temor a que el objeto de su deseo siguiera el ejemplo de su hermana y se le escapara de las manos, la recluyó primero en un cuarto de su palacio de Roma y luego, junto a su segunda esposa Lucrezia, en un pequeño castillo en Petrella. Beatrice siguió el ejemplo de su hermana con una apelación al Papa, que nunca tuvo respuesta. Perseguido por acreedores y procesos judiciales, Francesco terminó huyendo de Roma y refugiándose en Petrella, donde las condiciones de vida de las dos mujeres se tornaron insoportables. Por ejemplo, Francesco abusaba de Beatrice en presencia de
Lucrezia. Finalmente Beatrice, su hermano Giacomo y Lucrezia decidieron eliminar a Francesco. Con la ayuda de los sirvientes Olimpio Calvetti y Marzio Catalano, el Conde fue asesinado a golpes el 9 de septiembre de 1598. El cadáver fue arrojado desde una torre para simular un accidente o suicidio, pero el crimen fue descubierto y los culpables procesados y condenados a muerte. Las ejecuciones públicas tuvieron lugar en Roma, en las inmediaciones del Castel Sant’Angelo, el 11 de septiembre de 1599.
El mal existe. Cuatro siglos pasaron y sigue habiendo en el mundo actual figuras siniestras, esencialmente
corruptas, paradigmas del mal, sembrando injusticia, violencia y horror a su paso. Tal es el fundamento de
la vigencia permanente que tienen obras como Beatrix Cenci, en las que los vericuetos de la naturaleza 
humana son expuestos hasta en sus manifestaciones más aberrantes.



Canciones disponibles en formato digital

Ahora podes descargar toda mi música desde Soundcloud, escucharla en Spotify o comprarla en Itunes.


> Descarga las canciones en: https://soundcloud.com/nicol-s-manservigi
> Compra el álbum en formato digital en: https://itunes.apple.com/gb/album/id947824271
> Escuchalo y recomendalo en: Spotify

Edith Piaf: a 100 años de su nacimento

Hace 100 años, un 19 de diciembre, nacía la extraordinaria cantante Edith Piaf. Este es mi pequeño y humilde homenaje a una de mis artistas favoritas.


Non, je ne regrette rien es una canción francesa compuesta en 1956, reconocida por la interpretación realizada por la cantante francesa Édith Piaf el 10 de noviembre de 1960. Su letra fue escrita por Michel Vaucaire, su música compuesta por Charles Dumont y su título se traduce como "No, no me arrepiento de nada".